Origen: En 2017 Noni Lazaga inventa los calikanjigramas. En los años anteriores de estudio del japonés y el kanji compuso obras en las que el kanji era desestructurado y deconstruido en el espacio. En 2015 Teresa Herrero le propone realizar unas ilustraciones para su traducción del libro, Muevo mi sombra, de Ozaki Hoosai. A raíz de este encuentro Noni Lazaga le propone un diálogo con el autor que no se base en ilustraciones sino en trabajar desde el kanji para construir y deconstruir un nuevo poema visual. Surgen así los primeros calikanjigramas, que en esta ocasión tienen una referencia con el poema dado. Sin embargo el calikanjigrama no siempre procede de un poema previo. En esta creación para Lazaga los conocimientos de la escritura japonesa y el kanji eran fundamentales en la construcción de las nuevas imágenes, ya que está pensado para que los espectadores puedan interpretar diferentes significados  según su cultura y conocimientos o no conocimientos del japonés, pasando por ejemplo desde un mar  a un campo de arroz como sucede en el calikanjigrama 02.

POEMA DE CALIKANJIGRAMA 02
海が明け居り窓一つ開かれたり
Umi ga akeori mado hitotsu akaretari

El mar se ha vuelto luz;
habrán abierto una ventana.

(Traducción de Teresa Herrero.
Muevo mi sombra. Ozaki Hoosai
p.26. Madrid: Hiperión)

POEMA DE CALIKANJIGRAMA 20
井戸の暗さにわが顔を見い出す
Ido no kurasa ni waga kao wo miidasu

De la oscuridad
del pozo,
surge mi cara.

(Traducción de Teresa Herrero.
Muevo mi sombra. Ozaki Hoosai
p.98. Madrid: Hiperión)